Ansiedad, Depresión, Estrés, Psicología

¿Cómo te tratas a ti mismo?

autoestima

¿Alguna vez has reflexionado acerca de cómo te tratas a ti mismo?

Quiero invitarte a pensar acerca de ello, haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Qué te dices a ti mismo cuando logras algo que te habías planteado?
  • ¿Qué piensas de ti cuando te equivocas o cometes un error?
  • ¿Qué opinas de ti, de quien eres hoy, de tu vida y lo que eres capaz de lograr?
  • ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?
  • ¿Te valoras, te aprecias, te quieres, te aceptas?

Realizar una autoevaluación, invita a revisar cómo está tu Autoestima.

Auto se refiere a “uno mismo” y estima se refiere a “cariño o afecto”. La autoestima se refiere a la consideración o aprecio que tienes hacia ti mismo, qué tan valioso te sientes, cuánto te aprecias y cómo es el proceso de aceptación de quien eres. Puede ser favorable o no, e impacta en la manera como te sientes y la disposición que tienes para afrontar las diferentes situaciones que se te presentan.

¿Qué sienten las personas con un nivel de “autoestima bajo”?

  • Usualmente sienten que no son capaces de hacer frente a lo que le sucede.
  • Creen que no son eficaces para resolver problemas.
  • Se comparan constantemente con los demás de una forma destructiva.
  • Necesitan reconocimiento y aprobación para sentir que lo que hacen está bien.
  • No se perdonan no haber alcanzado lo que se propusieron o haber cometido errores.
  • Se critican duramente a sí mismos
  • Se menosprecian o subestiman.

Por el contrario, las personas con un buen nivel de autoestima:  

  • Buscan analizarse a sí mismos. Reconocen sus fortalezas, o aquello en lo que son buenos y los errores o defectos a mejorar.
  • Se aceptan como son. Identifican lo que necesitan mejorar para acercarse a sus valores, tratándose amablemente.
  • Reciben abiertamente halagos y críticas constructivas.
  • Se hacen responsables de sus acciones y las consecuencias que traen. Están claros de su responsabilidad por mejorar sin colocarse como una víctima de lo que le sucede, ni resignarse.
  • Mantienen un diálogo mental no destructivo. Se tratan con respeto y aprecio, se envían mensajes que les permite motivarse.
  • Se comunican asertivamente con los demás, respetando los derechos de otros y haciendo valer sus derechos.

Y tú, ¿Cómo es tu diálogo mental contigo mismo? ¿Te tratas amablemente o te criticas en forma severa?

Lcda. Nancy Marchán

author-avatar

Acerca de Nancy Marchan

Licenciada en Psicología egresada de la Universidad Catótica Andrés Bello, con experiencia laboral en el área de Seguridad Industrial y Salud en el Trabajo y formación en el área de Psicología Ocupacional.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *