Ansiedad, Depresión, Estrés, Psicología

Algunas frases que contribuyen a tener pensamientos muy negativos

pensamientos-negativos

Existen frases que nos decimos en el día a día cuando enfrentamos diferentes situaciones, y que influyen para nuestros pensamientos sean cada vez más negativos. Tales frases llegan a nuestros pensamientos en forma automática y han sido aprendidas a partir de acontecimientos que nos han sucedido o a través de la relación con personas de nuestro entorno (familia, escuela, amistades).

Algunas de estas frases son:

  1. “Todo va salir mal o nada va a estar bien”. Son frases referidas a pensamientos de todo o nada. Evalúas lo que sucede como “totalmente bueno o malo”. Por ejemplo, si tienes un error al realizar una actividad piensas que todo lo que hiciste ha sido inútil.
  2. “El paseo estuvo bien, pero…”. Son frases relacionadas con un filtro hacia lo negativo. Sólo te fijas en lo negativo de lo que te sucede, olvidando que logras u obtienes cosas positivas. Por ejemplo, realizar un viaje con la familia a un lugar considerado divertido por todos y fijarse sólo en que hacía calor, o que había mucha gente, que había ruido.
  3. “Me dice que me queda bien para que no me sienta mal”. Son frases que descuentan lo positivo de lo que te ocurre. Las cosas buenas que te pasan, hacen que parezcan menos importantes de lo que realmente son. Por ejemplo, podrías creer que no le caes bien a nadie, por lo que, si alguien se muestra simpático o agradable contigo, piensas que lo hace para que no te sientas mal.
  4. Siempre estoy aburrido, debo de ser una persona aburrida para los demás.” Son frases en las que tomas lo que sientes como si fuera la única realidad. Crees que tus sentimientos son la única versión de la realidad. Por ejemplo, «siento que pueden despedirme, es probable que lo hagan”, “me siento inútil, por lo tanto, soy un inútil”, “me siento culpable, por tanto, he hecho algo malo”.

Estas frases son consideradas como distorsiones cognitivas. Nos llevan a percibir lo que nos sucede de manera poco objetiva, disfuncional y nos genera emociones y conductas poco adaptativas.

Si tiendes a utilizar alguna de estas frases o parecidas, de manera frecuente, recuerda cuestionarlas. Evalúa si tienes pruebas acerca de lo que estás pensando, qué utilidad tiene lo que piensas, qué pasaría si fuera cierto y qué podrías hacer frente a ello ¿Te identificas con alguna de estas frases?

Si necesitas orientación ¡Hablemos!

Lcda. Nancy Marchán

author-avatar

Acerca de Nancy Marchan

Licenciada en Psicología egresada de la Universidad Catótica Andrés Bello, con experiencia laboral en el área de Seguridad Industrial y Salud en el Trabajo y formación en el área de Psicología Ocupacional.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *