Ansiedad, Depresión, Psicología

¿Qué alimenta la ansiedad?

Hay personas que suelen sentirse ansiosos la mayoría del tiempo. Se sienten ansiosos si deben tomar decisiones, si deben dar su opinión, si van al médico, si van a presentar un examen e incluso si van a preguntar por una dirección.

Ten en cuenta que la ansiedad es una emoción que intenta protegernos de un peligro, el problema radica en que muchas veces ese peligro está sobrevalorado, por la forma como interpretamos lo que nos sucede. Esas interpretaciones muchas veces son distorsionadas.

Cuando sientas ansiedad, es necesario que revises lo que pensaste o imaginaste justo antes de la situación. Revisa qué pasa por tu mente en ese momento, ya que justamente lo que piensas e imaginas de la situación es lo que te genera el malestar, y muchas veces te hace sentir mucho peor de lo que significa la situación en sí misma. La ansiedad se alimenta de pensamientos automáticos que resaltan los aspectos negativos de cómo va a resultar la situación y de cómo sería tu desempeño. De esta manera nos anticipamos a lo que va a suceder y muchas veces no sucede lo que esperábamos, haciéndonos “sufrir innecesariamente.”

  1. Identifica qué estabas pensando justo antes de sentirte ansioso.
  2. Evalúa lo que piensas siendo lo más objetivo que puedas. Pregúntate, por ejemplo: ¿Qué me hace pensar que va a pasar eso? ¿Qué evidencia tengo que eso es cierto? ¿Existe otra explicación de lo que pasó distinta a lo que estoy pensando?
  3. Revisa si es exagerado lo que piensas, sobrevalorando lo que va a resultar.
  4. Re-evalúa el pensamiento que tuviste y ajústalo a la situación real.
  5. Piensa en lo que sí puedes hacer o sí puedes resolver del problema. Evita enfocarte sólo en el problema y sus consecuencias negativas.

Y tú, ¿Cuándo estás ansioso en qué piensas?

Si necesitas orientación para manejar tu ansiedad, ¡Hablemos!

Lcda. Nancy Marchán

author-avatar

Acerca de Nancy Marchan

Licenciada en Psicología egresada de la Universidad Catótica Andrés Bello, con experiencia laboral en el área de Seguridad Industrial y Salud en el Trabajo y formación en el área de Psicología Ocupacional.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *