Ansiedad, Depresión, Estrés, Psicología

¿Cómo puedo cambiar lo que pienso para sentirme mejor?

Usualmente la forma como interpretamos lo que nos pasa, es lo que genera en nosotros reacciones emocionales y conductuales.

Es habitual que en estados depresivos y ansiosos las personas procesen la información de lo que les sucede de forma negativa, por ejemplo, es frecuente que tengan ideas como: “siempre hago las cosas mal”, “nadie me quiere”, “voy a salir reprobado en el examen por más que estudie”, “no puedo confiar en nadie”, “si me equivoco en el trabajo todos se van a burlar de mí y voy a fracasar”. Este tipo de interpretaciones se consideran erradas y son llamadas distorsiones cognitivas, ya que no es verdad que “siempre” hagas mal las cosas, ni es verdad que “nadie te quiera”.

Las distorsiones cognitivas, son pensamientos automáticos que nos llevan a percibir lo que nos sucede de manera poco objetiva, disfuncional y nos genera emociones y conductas poco adaptativas, como por ejemplo emociones de tristeza intensa, pérdida del interés en hacer actividades y el aislamiento de nuestros seres queridos. Cualquiera de nosotros puede tener en algún momento distorsiones cognitivas, sin estar pasando por un estado depresivo o de ansiedad, sin embargo, es más frecuente en esos casos.

Darnos cuenta que estamos interpretando lo que nos sucede en forma errada, nos ayuda a tener mayor claridad de lo que podemos hacer y a generar pensamientos más realistas y objetivos, que nos permitan desarrollar pensamientos más positivos y por ende sentirnos mejor.

¿Cómo cambiar este tipo de pensamiento?

  • Si te sientes ansioso o triste puedes identificar qué tipo de pensamiento tienes que te ha generado esa emoción.
  • Cuestiona lo que estás pensando. Evalúa si tienes pruebas acerca de lo que estás pensando, qué utilidad tiene lo que piensas, qué pasaría si fuera cierto y qué podrías hacer frente a ello. Por ejemplo “siempre hago las cosas mal” pregúntate: ¿de verdad siempre hago las cosas mal?, ¿no hay cosas que haya hecho bien? ¿Cómo me pude graduar si siempre hago las cosas mal? El hecho que haya tenido un error no quiere decir que todo lo haga mal o que no haga nada bien, ¿de qué me sirve pensar así? ¿Qué gano con pensar que hago siempre las cosas mal? ¿Qué pasaría si fuera cierto? ¿Cómo he hecho antes para resolver algún problema que he tenido si siempre hago las cosas mal? ¿Cómo afronté las situaciones difíciles que he pasado en mi vida?
  • Intenta ser lo más objetivo y flexible que puedas.

Recuerda que revisar lo que piensas y cómo se relaciona con lo que sientes y lo que haces, te ayuda a generar pensamientos más positivos y adaptativos. Si necesitas orientación, ¡Hablemos!

Lcda. Nancy Marchán

author-avatar

Acerca de Nancy Marchan

Licenciada en Psicología egresada de la Universidad Catótica Andrés Bello, con experiencia laboral en el área de Seguridad Industrial y Salud en el Trabajo y formación en el área de Psicología Ocupacional.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *