Ansiedad, Depresión, Psicología

¿Qué puedes hacer si crees que estás deprimido?

Lo primero que debes hacer es escuchar a tu cuerpo, porque los cambios que sientes te están diciendo que algo no está bien. A veces no queremos o no nos permitimos “flaquear” pero esa posición sólo te hace daño porque no te permite aceptar y gestionar una ayuda para mejorar. Aceptar lo que te está sucediendo es crucial.

Acepta que no siempre estás bien.

  • Habla con alguien de tu confianza acerca de lo que te pasa. Hablar con otra persona de lo que sientes, de los cambios que has visto en tu vida, de la forma como te desenvuelves actualmente y expresar tu preocupación por ello es el primer paso.
  • Pide ayuda a un profesional. Puedes asistir con un psicólogo o un psiquiatra. Dependiendo de la gravedad de los síntomas cada profesional te hará las referencias pertinentes a otros especialistas en caso de ser necesario.
  • Ajusta las expectativas que tienes de tu desempeño. No te sientes como siempre y no rindes igual que siempre. Necesitas comprender que mientras estás deprimido tu desempeño puede verse afectado.
  • Intenta seguir realizando las actividades que siempre te han gustado. Trata de mantenerte activo, la depresión tiende a inhibir la acción.
  • No te aísles. Mantén contacto con tus familiares y amigos. Las redes de apoyo funcionan como un factor protector de salud.
  • Trata de cumplir con una alimentación balanceada a horarios regulares.
  • Intenta cumplir con un horario para dormir siguiendo hábitos saludables de sueño.
  • Si puedes, trata de hacer ejercicio así sea un pequeño paseo caminando.
  • Evita consumir licor o drogas ilícitas ya que tienden a empeorar la depresión.
  • Toma medicamentos sólo si lo indica el médico. No te automediques. Cada caso es diferente y amerita evaluación para realizar el diagnóstico e indicar el tratamiento más adecuado.
  • Si tienes o has tenido pensamientos suicidas, pide ayuda profesional inmediatamente.

La depresión inhibe la acción y afecta la predicción de la satisfacción del desempeño y tiende a hacernos creer que las actividades serán poco satisfactorias.

Tendemos a pensar que no nos vamos a sentir a gusto haciendo una actividad por lo que dejamos de hacerla y así dejamos de hacer muchas cosas. Permítete seguir activo, mientras más activo estés es más probable que puedas mejorar la forma como gestionas lo que sientes. Se ha demostrado que la predicción de la satisfacción del desempeño antes y después de haber realizado actividades es diferente, tiende a ser mayor uno o dos puntos de lo que pensábamos inicialmente.

Si piensas que estás deprimido o que algún ser querido lo está, busca ayuda profesional. Puedo apoyarte en este proceso. ¡Hablemos!

Lcda. Nancy Marchán

author-avatar

Acerca de Nancy Marchan

Licenciada en Psicología egresada de la Universidad Catótica Andrés Bello, con experiencia laboral en el área de Seguridad Industrial y Salud en el Trabajo y formación en el área de Psicología Ocupacional.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *